viernes, 31 de agosto de 2012

DISCIPLINA EN LA ESCUELA :)


DISCIPLINA EN LA ESCUELA :$


DISCIPLINA...

Se entiende por disciplina escolar la obligación que tienen los maestros y los alumnos de seguir un código de conducta conocido por lo general como reglamento escolar. Este reglamento, por ejemplo, define exactamente lo que se espera que sea el modelo de comportamiento, el uniforme, el cumplimiento de un horario, las normas éticas y las maneras en las que se definen las relaciones al interior del centro de estudios. Dicho reglamento contempla además una normatividad respecto al tipo de sanción que se debe seguir en el caso en que el estudiante incurra en la violación de la norma. En dicho caso, es posible que algunos centros pongan más el énfasis en la sanción que en la norma misma. La pérdida del respeto por la norma al interior del aula de clase es conocida como "indisciplina". Aparte de las concepciones que se tengan sobre la disciplina, ésta depende en gran medida del nivel de relaciones que se establece dentro del aula de clase, del interés que el educador puede motivar en el educando y del nivel de comunicación que se establece. Se puede hablar también de disciplina dentro de ambientes de trabajo y en general en cualquier conglomerado humano en donde la norma sea necesaria para garantizar el cumplimiento de unos objetivos.




¿COMO MEJORAR LA DISCIPLINA?

La disciplina es una premisa necesaria para el normal desarrollo de la clase, pero no debería resultar en un intento de convertir a los niños en robots ni se trata de castigarlos a discreción. El objetivo es lograr que participen armoniosamente en las actividades individuales y colectivas que los llevarán a aprender lo que corresponde a su edad.
Las metodologías positivas para enseñar disciplina ayudan a los niños a aprender el auto control y sentirse bien consigo mismos. Más que de administrar prohibiciones, la mejor manera de hacerlo es proponiéndoles las actitudes que se esperan de ellos. Las metodologías mal entendidas para mejorar el comportamiento infantil, incluyen agresiones físicas o verbales, conducentes a la pérdida de la tranquilidad y la autoestima.
Muchas son las causas de mal comportamiento, entre estas pueden contarse una baja autoestima, necesidad de afecto, rabia o enojo, ansiedad o simple curiosidad por saber qué pasará si hacen tal o cual travesura.
Cuando se sienten ignorados, los niños se portan mal para llamar la atención, y en esos casos una reprimenda termina por estimular la indisciplina. Un niño hará lo posible por conseguir la atención aunque sea en la forma de un castigo. Por lo mismo, lo mejor es administrar correctamente la atención que se le da a un niño, entregándosela especialmente cuando éste actúa de la forma correcta. Si bien ignorar el mal comportamiento no siempre es posible, ya que en determinadas ocasiones el niño puede ponerse en peligro o lastimar a otros compañeros, darle demasiada importancia al mal comportamiento es, como se ha visto, una forma de incentivarlo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada